Feminizado por mi novia

Travestis en San Martín 1. Silvi me rogaba que ahora fuera yo quien la ayudara a transformarse como lo hizo ella conmigo, pero a la inversa, ella quería convertirse en un hombre. Luego me desvistieron poniéndome en cuatro patas, uno de ellos se lubricó un dedo con saliva y comenzó a introducírmelo para dilatarme. A decir verdad eso era algo cierto, porque me proyectaba en ella como si fuera yo mismo esa diosa que todos ansiaban desesperadamente poseer. Pensar las veces que me había imaginado siendo yo y no ella la vestida con ese conjuntito. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Inclusive alguno de esos hombres me invitó a participar del encuentro, pero Silvina me lo prohibía aduciendo que yo debía limitarme a gozar pasivamente mirando como ella era follada. Ver también. Mas de uno cree que todo se limita a vestir faldas cortas, pero hay mucho mas.

Poco a poco me fui excitando y abriendo mas las piernas para que su mano llegara a mi sexo, disimulando para que Martín no se diera cuenta de lo que sucedía. Mi deseo era ser idéntica a Silvina, estaba obsesionado con ella, tal vez porque era un auténtico símbolo sexual que tenía la magia de excitar a un hombre con solo pasar a su lado. Escrito por: eHow Contributor Actualizado en: November 20, A continuación me hizo recostarme boca abajo en la cama y cerrar los ojos, entonces comenzó a contarme una historia en la cual, ambas éramos sometidas por un mismo hombre. La besé apasionadamente y la masturbé con la mano mientras ella se perdía en un orgasmo. Silvi estaba a cara lavada, con el cabello muy corto casi rapado estilo militar y vestida de manera tal que bien podía pasar por un hombre. Doble penetración. Mi felado me pidió que le pusiera el otro condón que yo había reservado y supuse que era para sustituir al que me estaba penetrando. Silvina con sus habilidades consiguió que me excitara mirando fotos de hombres, mientras me decía que ella sabía que eso me gustaba mucho y me concientizaba de que yo en realidad hubiera querido ser una mujercita.

Travestis en Paso del Rey 4. Como no tenía trabajo para solventar un arriendo, la madre de Silvina me contrató como su secretaria ejecutiva, haciéndome jurar que siempre asistiría a su oficina en rol de mujer, cosa que obviamente yo deseaba con toda mi alma. Me gusta O omarsm 5 de mayo a las Aversi no te pasa como la pelicula primero inicio con lenceria luego bikini y luego mas y mas y al final se abrio a ser un total gay pasivo y la relacion termino. Aversi no te pasa como la pelicula primero inicio con lenceria luego bikini y luego mas y mas y al final se abrio a ser un total gay pasivo y la relacion termino. Yo no podía resistirme, porque estaba descubriendo que en realidad me gustaba mucho usar sus prendas tan sexis y femeninas. Gracias a eso Silvina y yo pudimos mudarnos a vivir juntas, y la experiencia fue fabulosa. Un tímido busto había comenzado a asomarme naturalmente y ya casi me resultaba innecesario recurrir a rellenos para formar mi figura. Realmente me costó reunir el coraje para presentarme ante mi madre como mujer. Travestis en Banfield 2.

La situación era alucinante y mi excitación fue tal que me provocó una erección a pesar de las hormonas femeninas que había ingerido todos estos años. Travestis en José C. Porque era hermoso poder desprenderme de todo prejuicio disfrutando verla gozar con los mismos hombres que yo misma estaba deseando que me poseyeran. A decir verdad eso era algo cierto, porque me proyectaba en ella como si fuera yo mismo esa diosa que todos ansiaban desesperadamente poseer. Recibimos hace pocos días una invitación al casamiento de Silvina, quien seguramente por el desengaño amoroso que sufrió, ha decidido sentar cabeza muy jovencita. Sería una noche de lujuria y pasión. Martín se quedó desconcertado inclusive me confundió con Silvi y yo le seguí el juego. Con las orejitas y los rabitos blancos tipo conejita de Play Boy quedamos simpatiquísimas.

Feminizado por mi novia

Y así estuve cuando se hizo un implante peneano y también cuando se compró sus primeros blue jeans masculinos y se empachó de hormonas masculinas que le hicieron crecer vello en todo su cuerpo. Silvi me miraba fascinada y sin duda se había puesto cachonda con la situación. También cuando Silvio se achicó los senos y siempre a cada instante que fue haciéndose mas y mas hombre. Con mucho temor. Quiero ser feminizado por mi novia y tener relaciones sexuales yo vestido con sexy lencería femenina. Travestis en Lavallol 1. Tal como le gustaba a Martín, empezamos con un show lésbico, Silvina me hizo poner en cuatro patas y comenzó a dilatarme el ano, primero con su lengüita que hacia entrar y salir con tanta calidad, que me derretía de placer. Yooooo yooooooooooooooooooooo , me encantaria saber mas, no por morbo sino porque estoy enamorada de un chico que quiere que lo feminice Realmente me costó reunir el coraje para presentarme ante mi madre como mujer. Porque era hermoso poder desprenderme de todo prejuicio disfrutando verla gozar con los mismos hombres que yo misma estaba deseando que me poseyeran.

Por su parte quien me cabalgaba, jalaba mi cabello como si se tratara de una rienda que tenía tirante, para obligarme a mantener la cabeza erguida y no perderme ni un detalle de la follada de Silvi. L lwbismarck. Step 1 Piensa en qué quieres cambiarlo y crea un plan. La escena era muy transgresora, Martín era masturbado por mi ex novia, y yo era estimulada por su marido. Allí como si yo fuera una muñeca, comenzaron a manipularme primero haciéndome arrodillar delante de los dos, poniendo sus pollas alternadamente en mi boca para que se las succionara para mi gozo y el de Silvi que nos contemplaba muy satisfecha. Eso me significó una dulce humillación. Acabó raudamente en mi boca, y tuve que tragarle todo su semen para evitar que se manchara su ropa. Todo esto me enriqueció mucho como mujer y debo agradecérselo infinitamente. Silvina y yo nos empezamos a besar y a acariciar mientras Martín miraba fascinado.

Almirón Profutura 2 Compartir. Travestis en Colegiales 2. Era un muchacho muy buen mozo, alto, trajeado y con un físico espectacular. Acabé en su boca, mientras Silvina lo acariciaba y le decía cosas como: muy bien bebota, a ti también te haré una niñita. Lego y rapidamente se puso en accion, me dijo queres comer verga por partida doble, no? Por su parte quien me cabalgaba, jalaba mi cabello como si se tratara de una rienda que tenía tirante, para obligarme a mantener la cabeza erguida y no perderme ni un detalle de la follada de Silvi. Yooooo yooooooooooooooooooooo , me encantaria saber mas, no por morbo sino porque estoy enamorada de un chico que quiere que lo feminice Cuando estoy sólo en casa me gusta ponerme lencería femenina que he ido comprando, me pone muy horny y me gustaría compartir esta faceta de mi sexualidad con mi novia, aunque ella es hasta cierto punto de mente abierta, no se como lo tomaría, me da miedo que me termine y le provoque repulsión.

Luego le acomodamos el pantalón a Martín y seguimos cenando como si nada hubiera sucedido. Fue allí que Lionel me aviso que iba a acabar, entonces de inmediato dejé de felarlo y le dije que quería dejarlo así bien cachondo, para que pudiera darle a Silvina la mejor noche de bodas que esta pudiera imaginar. Lego y rapidamente se puso en accion, me dijo queres comer verga por partida doble, no? Travestis en San Miguel 2. Obviamente la ayude en su cambio. La sodomización era muy violenta, sentía mi ano desgarrarse y al mismo tiempo tenia la satisfacción de que él mismo se pareciera cada vez mas a una vagina en la que los hombres podrían desagotar sus deseos. Lionel estaba fuera de sí y yo realmente gozaba como loca. Allí, me pidió que por favor cumpliera su sueño de felarlo, porque no daba mas, había pasado muchas noches de insomnio pensando en tener sexo conmigo. Travestis en Villa Crespo 3.

Feminizado por mi novia

Imagínate —me decía- como me domina y mete ese enorme falo que se le marca en el slip, me hace gozar de solo pensarlo, qué hermoso. Cuantos hombres han soñado follarse a la hembra de otro varón, todos, pero los que atendían a Silvi, cumplían su sueño en presencia y con la anuencia de su propio novio. Dolce Holaaa pues yo feminizado a varios chicos y lo primero es tratarlas como las niñas que son para hechar andar ese livido es importante tratarlas como chicas acariciarlas desvestirlas de apoco un poco de fuerza tal vez jijiji y si no se dejaaaa no lo has despojado totalmente de su papel suerteeee besos BYEE. Escrito por: eHow Contributor Actualizado en: November 20, Travestis en Villa Crespo 3. Ser masturbado vistiendo una pollerita de mi novia, asumiendo el rol de mujer y viendo mis piernas como si estuvieran depiladas por estar enfundadas en sus medias de nylon, me provocó una incontrolable fogosidad. Me levantó la falda y comenzó a masajearme la polla y en eso volvió Silvina y nos pidió que le diéramos el gusto de hacer el amor delante de ella. Había conquistado al varón de mis sueños en pocos minutos, me sentí como nunca, desenvuelta, liberada, allí mismo me arrodillé frente a él, abrí su bragueta, le corrí el slip y comencé a mamarsela. Travestis en Boulogne 3.

La besé apasionadamente y la masturbé con la mano mientras ella se perdía en un orgasmo. Acabó raudamente en mi boca, y tuve que tragarle todo su semen para evitar que se manchara su ropa. Cuando Silvina acabó, Lionel me dijo: ahora es el turno de la otra bebita. Mientras acababa, Silvina me acariciaba y besaba suavemente como si ella fuera un hombre tratando a una mujer a la que quiere seducir y eso fue realmente increíble. De color rojo intenso y muy ajustado, largo con un profundo tajo que me dejaba a la vista una pierna entera. Entonces me dijo que ella haría que yo diera con el tipo de asistente que necesitaba. Al mismo tiempo me decía, yo te hice hembra y te prohíbo que coquetees con otros hombres como lo hiciste en la fiesta, ahora te voy a dejar sin ganas de estar con cualquier otro que no sea yo. L littleslut. Los dos streepers viendo lo ardiente que era mi chica, la llevaron al centro del escenario y la hicieron participar de una seguidilla de poses eróticas en una suerte de trío imaginario.

Imagínenme asumido en el rol de mucama, con mi rígido delantal rosa de servidumbre, zapatillas blancas y el cabello recogido, sirviéndole la cena a mi novia y al hombre por el cual se dejaba manosear descaradamente y mas tarde la follaría hasta el cansancio. Hacer sentir cómodo al amiguito de Silvi, para que estuviera a gusto y la follara mejor todavía, me encantaba. Doble penetración. Silvi estaba a cara lavada, con el cabello muy corto casi rapado estilo militar y vestida de manera tal que bien podía pasar por un hombre. La mayoría de los travestis, habían tenido que aprender a serlo por sí mismos o ayudados por otros colegas, yo en cambio estaba siendo adoctrinado por dos mujeres espectaculares, como lo son mi novia y su madre. Poco a poco Silvi nos fuimos dando cuenta de que algo extraño sucedía, yo había sustituido la penetración de mi polla por la de dedos y objetos que simulaban consoladores que era algo que ella también prefería y empecé a pedirle que se colocara sobre mí para frotar su vulva contra mi cola. Travestis en Congreso La dulcemente humillante situación de recibir en mi cara el semen que eyaculó un hombre por haber follado a Silvi, terminó de aniquilar en mi todo resabio varonil, ahora era una niñita sumisa y obediente.

Travestis en Quilmes 2. Era un muchacho muy buen mozo, alto, trajeado y con un físico espectacular. A sugerencia de Silvi, me puse un catsuit negro con medias de nylon y tacos aguja haciendo juego. Imaginen a mi novia penetrada por un amigo y su novio vestido de chica presenciando la escena. Uno me sostenía fuertemente todo el cabello en su mano para hacerme sentir sometida a sus designios y me presionaba para que me tragara profundamente su pene a lo cual yo accedía pasiva y sumisamente. A continuación se lubricó un dedo con saliva y comenzó a penetrarme con él, lo que a esta altura ya no le resultaba difícil porque mi ano se había dilatado por el uso cual si fuera una vagina. Por otro lado, los hombres que la penetraban en mi presencia, lo hacían con el estimulo adicional de cumplir la fantasía de ponerle los cuernos a otro hombre. Era rubia con el pelo largo enrulado, la piel ligeramente bronceada y una figura espléndida. Entonces me introduje todo su aparato en la boca y empecé a succionarlo, lo hacía entrar y salir despacito, para disfrutar su grueso volumen.

Feminizado por mi novia

Me tomó de la mano y me llevó a la habitación de sus padres, donde nos enredamos en un desenfrenado juego sexual. Travestis en Ciudadela 4. Luego me levantó la falda del delantal, me bajó la bombacha y me penetró haciéndome recostar el torso sobre la mesada. Cuando volví a la casa de Silvina, ya bien acostumbrado a mi ajustada minifalda, escuché sus gemidos de gozo viniendo desde la habitación de sus padres. Travestis en Colegiales 2. Era un placer ir viendo como se le ceñía el pantalón en la zona de la bragueta a medida que se le hacía mas fuerte la erección. Yo no podía negarme a satisfacer a ese hermoso hombre. Al sentarme en nuestra mesa Martín, me interpeló muy enojado acerca de donde había estado tanto tiempo y le dije que gracias a esa demora, esa noche lo haría gozar como nunca en la vida al mismo tiempo que por debajo de la mesa le acariciaba la entrepierna. Pero la verdad es que allí me di cuenta de que yo me estaba enamorando de Martín y me empezaba a molestar tenerlo que compartir con Silvi. Me hizo desfilar delante de ella vestido de esa manera por el living de su casa mientras me hacía observaciones referentes a como debía contornear mis caderas y caminar como una chica, luego se me acercó, me cruzó los brazos en torno al cuello y me besó apasionadamente.

Un dia me sugiere que hagamos un trio,cosa a la que accedi sin demasiados inconvenientes. Cuando le dije entre nervios y tartamudeos que no era una amiga de Silvina, sino su propio hijo Gabi, ella se quedó petrificada, pareció que iba a reaccionar muy duramente, pero luego de guardar un profundo silencio me dijo: Tengo que decirte una cosa, yo deseaba profundamente tener una niñita y cuando naciste y te vi con tu tímida pollita, me puse muy triste. Travestis en Merlo 2. Cuando finalmente me vi al espejo no lo podía creer, Silvina me había dejado preciosa, no había en mí un solo rastro de masculinidad. Ser masturbado vistiendo una pollerita de mi novia, asumiendo el rol de mujer y viendo mis piernas como si estuvieran depiladas por estar enfundadas en sus medias de nylon, me provocó una incontrolable fogosidad. También cuando Silvio se achicó los senos y siempre a cada instante que fue haciéndose mas y mas hombre. Travestis en Pablo Nogués 1. La besé apasionadamente y la masturbé con la mano mientras ella se perdía en un orgasmo. Hasta entonces nunca había tenido dentro de mi, mas que un dedo de Silvi, así que debo reconocer que al principio, sentí un dolor indescriptible, pero al rato, ese constante bombeo, esa dulce humillación de ser sometida por el mismo hombre que hacia instantes follaba a mi novia delante de mi, me volvió loco y comencé a gemir aflautando la voz, tal y como lo hacía Silvina, quien mientras nos veía, se acariciaba la vulva. Me tomó de la mano y me dijo que estaba preciosa, que hacia tiempo que le preguntaba a la madre de Silvina por mi paradero y que me echaba de menos.

Raquel percibió que algo sucedía entre nosotros, y se apartó para conversar con el padre. Travestis en Flores 3. Después me hizo probar ropa interior muy cavada y un baby doll de color blanco. Silvi estaba a cara lavada, con el cabello muy corto casi rapado estilo militar y vestida de manera tal que bien podía pasar por un hombre. Había podido observar por primera vez a mi novia penetrada por otro hombre y la verdad es que eso me provocó mucho placer. Yo por mi parte, hacía mucho tiempo que tenía la polla virtualmente inutilizada a fuerza de hormonas y sexo pasivo, por lo que no tenía mucha fé de lograr una erección y se lo dije para no desilusionarla. Almirón Profutura 2 Compartir. Travestis en Morón 2. Cuando llegamos a la fiesta los hombres se daban vuelta a mi paso y no me sacaban los ojos de encima. Gracias a eso Silvina y yo pudimos mudarnos a vivir juntas, y la experiencia fue fabulosa.

Cuando Silvina acabó, Lionel me dijo: ahora es el turno de la otra bebita. Inicio Belleza Belleza. Mi deseo era ser idéntica a Silvina, estaba obsesionado con ella, tal vez porque era un auténtico símbolo sexual que tenía la magia de excitar a un hombre con solo pasar a su lado. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar. La idea me pareció excitante y así, a medida que Silvina se iba desvistiendo, me pidió que me pusiera su panty, su sujetador, sus medias de nylon color piel, su muy cortita pollerita rosa, un sweater de lana blanco y sus zapatos de tacón haciendo juego. Al rato Ivana apareció con un deshabillé transparente que permitía ver su cuerpo espectacular, se me acercó y se arrodilló delante de mi para comenzar a masajearme mis piernas. Silvina por su parte, estaba espléndida luciendo un minishort de lycra negro, un top rojo y sandalias negras. Después me hizo probar ropa interior muy cavada y un baby doll de color blanco. Como ella era muy hermosa, no le costaba nada conquistar al semental que se le antojaba.

Feminizado por mi novia

Al principio me negué, ya bastante que me había expuesto ante su amigo vestido de chica, como para que todo el mundo me viera así. Raquel le contó a Silvina cuan exitosa fue la entrevista que habíamos mantenido hacía un rato y le dijo que yo había estado brillante en mi papel de secretaria ejecutiva. Doble penetración. Ella se retorcía de placer, evidentemente gozaba mucho con esa fantasía y acabó gimiendo como nunca lo había hecho, en tanto yo disfrutaba la escena sin alcanzar a entender por qué algo tan perverso me excitaba de esa manera. Martín se corrió en la boca de Silvi y ella inmediatamente me besó compartiéndome el semen que había recibido, lo cual fue muy dulce de su parte. Travestis en José C. La tenía tan grande y dura que el preservativo solo le cubría el tronco hasta la mitad. This article was created by a professional writer and edited by experienced copy editors, both qualified members of the Demand Media Studios community. Fue entonces que comencé a sentir que la mano de Lionel me acariciaba la pierna por debajo del mantel. Travestis en Belgrano 4.

Entonces me dijo que ella haría que yo diera con el tipo de asistente que necesitaba. La sodomización era muy violenta, sentía mi ano desgarrarse y al mismo tiempo tenia la satisfacción de que él mismo se pareciera cada vez mas a una vagina en la que los hombres podrían desagotar sus deseos. Sobre el autor. Al verme comenzó a llorar como una magdalena y entre sollozos, me dijo que no podía seguir viviendo una mentira. Yo me sentía dulcemente vejada por Martín que evidentemente se había puesto celoso de mi flirteo con Lionel, y ahora por eso me estaba tratando tan rudamente. Luego nos vestimos y fuimos a ver a mi madre para revelarle mi decisión irreversible de dejar de ser Gabriel, para convertirme en Gabriela. Travestis en Montserrat 7. Había conquistado al varón de mis sueños en pocos minutos, me sentí como nunca, desenvuelta, liberada, allí mismo me arrodillé frente a él, abrí su bragueta, le corrí el slip y comencé a mamarsela. Fue allí que Lionel me aviso que iba a acabar, entonces de inmediato dejé de felarlo y le dije que quería dejarlo así bien cachondo, para que pudiera darle a Silvina la mejor noche de bodas que esta pudiera imaginar. Como estaba muy llamativa con esas prendas tan escuetas, los hombres se daban vuelta al verme pasar, hasta me piropearon, lo que me ruborizó y me hizo muy bien.

Qué les puedo contar?. Era un tanto procaz, su estilo rayaba en el de las rameras, pero sin duda había que felicitar a Silvina porque su obra era increíble, había logrado transformar a su marido en pocos meses. Travestis en Ciudadela 4. Travestis en Ituzaingó 2. Había conquistado al varón de mis sueños en pocos minutos, me sentí como nunca, desenvuelta, liberada, allí mismo me arrodillé frente a él, abrí su bragueta, le corrí el slip y comencé a mamarsela. Silvi estaba a cara lavada, con el cabello muy corto casi rapado estilo militar y vestida de manera tal que bien podía pasar por un hombre. Mientras acababa, Silvina me acariciaba y besaba suavemente como si ella fuera un hombre tratando a una mujer a la que quiere seducir y eso fue realmente increíble. Step 1 Piensa en qué quieres cambiarlo y crea un plan. Travestis en San Antonio de Padua 1. O omarsm.

Con mi mano aferré la polla de su amigo y la fui haciendo entrar lentamente en su muy jugosa vulva, eso era el cenit, no solo estaba mirando a mi novia servida por otro, sino que estaba colaborando con ello. Para no hacerla muy larga, al verla con su mini, uf estaba con todas sus ricas piernas tornadas unos ricos muslos descubiertos, la faldita le llegaba a medio muslo, el top dejaba ver sus ricas tetas, claramente se veia el marron de sus pezones que estaban paraditos, tacos altos, pelo largo rizado asemejaba mojado por una crema que se pone, labios rojos, ojos pintura negra, aretes argolla grandes, en fin se imaginan uds. O omarsm. A mi me gusta vestirme de chica A mí me gustaría encontrar a una chica que le gustara feminizarme. En realidad ese orificio era ya mi vagina, pues me permitía entregarme a los hombres asumiendo el rol de mujer. Gracias a eso Silvina y yo pudimos mudarnos a vivir juntas, y la experiencia fue fabulosa. Entonces me dijo que ella haría que yo diera con el tipo de asistente que necesitaba. Yo estaba que me derretía de excitación, pero devolviéndole con la misma moneda con la que me había pagado un rato antes, me contuve y volví a la mesa, para encontrarme con la sorpresa de que Silvina arrodillada delante de Martín, lo estaba felando. Travestis en Argentina

Feminizado por mi novia

Quiero ser feminizado por mi novia y tener relaciones sexuales yo vestido con sexy lencería femenina. Poco a poco me fui excitando y abriendo mas las piernas para que su mano llegara a mi sexo, disimulando para que Martín no se diera cuenta de lo que sucedía. Lionel me acariciaba mientras veía a su flamante esposa follando con Martín. Nunca, hasta entonces me había sentido tan mujer, ni tampoco había tenido tantas ganas de tener sexo con diversos hombres, como ahora que me sentía muy orgullosa porque podría ser penetrada por cualquier polla, tuviera el tamaño que tuviera. En un momento se acercaron dos streepers a nosotras y comenzaron a bailar casi rozando sus bultos contra nuestros labios. Travestis en Ciudadela 4. Step 1 Piensa en qué quieres cambiarlo y crea un plan. Qué les puedo contar?. Tanto fantaseó que en un momento comenzó a gemir de placer mientras me relataba su fantasía con ese hombre. Al mismo tiempo me decía, yo te hice hembra y te prohíbo que coquetees con otros hombres como lo hiciste en la fiesta, ahora te voy a dejar sin ganas de estar con cualquier otro que no sea yo.

Silvina se ofreció a ayudarme a amortiguar el shock. A sugerencia de Silvi, me puse un catsuit negro con medias de nylon y tacos aguja haciendo juego. Luego nos ocupamos de satisfacer a Silvina, fue mi turno de hacerle entrar el pene de Martín en su vulva. Como a mí mismo me había estimulado esa situación, cuando fuimos a su casa, le vendé los ojos y la masturbé introduciéndole un dedo en la vulva, mientras le pedía que se imaginara que estaba follando pero no conmigo si no, con el muchacho de la pileta. Mi felado me pidió que le pusiera el otro condón que yo había reservado y supuse que era para sustituir al que me estaba penetrando. Había conquistado al varón de mis sueños en pocos minutos, me sentí como nunca, desenvuelta, liberada, allí mismo me arrodillé frente a él, abrí su bragueta, le corrí el slip y comencé a mamarsela. Acabó raudamente en mi boca, y tuve que tragarle todo su semen para evitar que se manchara su ropa. Después eligió para mí en la revista, la foto del hombre que a ella mas le gustaba, diciéndome que le encantaría que yo la viera acostarse con ese semental tan guapo y que seguramente eso también me gustaría a mí. Era un placer ir viendo como se le ceñía el pantalón en la zona de la bragueta a medida que se le hacía mas fuerte la erección. Estaba descubriendo algo totalmente nuevo para mí, acariciar un falo, sentir su calor, su contextura, me provocaba un enorme deseo.

Travestis en Adrogué 1. La verdad es que mientras lo hacía, me gustaba imaginarme que las suyas, eran mis propias piernas. Para esa salida nos vestimos sumamente sexis. Imagínate —me decía- como me domina y mete ese enorme falo que se le marca en el slip, me hace gozar de solo pensarlo, qué hermoso. Gracias a eso Silvina y yo pudimos mudarnos a vivir juntas, y la experiencia fue fabulosa. Para esa noche decidimos vestirnos iguales, con unos conjuntitos de ropa interior blanca, portaligas y corsé bien provocativos. Recibimos hace pocos días una invitación al casamiento de Silvina, quien seguramente por el desengaño amoroso que sufrió, ha decidido sentar cabeza muy jovencita. Silvina se ofreció a ayudarme a amortiguar el shock.

Travestis en Palermo Utiliza favores pasados en su contra. A mi me gusta vestirme de chica A mí me gustaría encontrar a una chica que le gustara feminizarme. Me levanté y fui al excusado a rectificar mi maquillaje labial que obviamente había quedado un desastre, con tan espectacular mamada. Travestis en San Telmo 3. Quería poder tenerlas a todas entre mis manos, masturbarlas, succionarlas y de alguna manera sentir el mismo placer que Silvi. Pensar las veces que me había imaginado siendo yo y no ella la vestida con ese conjuntito. Travestis en Montserrat 7. También me aplicó uñas postizas y las pintó de rojo intenso al igual que lo hizo con las de mis pies.

Feminizado por mi novia

No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos. Ella dijo al concluir su obra: miren en que hermosa nenita se convirtió el novio de mi hija. Almirón Profutura 2 Compartir. Evidentemente Silvina y Lionel buscaban emociones fuertes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Luego me hizo vestir un conjuntito de minifalda y chaleco negro muy ceñidos y una camisa blanca de Silvina, que eran justo de mi talle. Medio schockeado, obedecí sumisamente y me senté en el borde de la cama, siguiendo las instrucciones de Martín. Travestis en Olivos 1.

Travestis en Villa Crespo 3. Yo por mi parte, hacía mucho tiempo que tenía la polla virtualmente inutilizada a fuerza de hormonas y sexo pasivo, por lo que no tenía mucha fé de lograr una erección y se lo dije para no desilusionarla. Fue allí que Lionel me aviso que iba a acabar, entonces de inmediato dejé de felarlo y le dije que quería dejarlo así bien cachondo, para que pudiera darle a Silvina la mejor noche de bodas que esta pudiera imaginar. Por momentos las dos se lo lamíamos al mismo tiempo y nuestras lenguas se encontraban sobre su poderoso aparato que estaba duro como una piedra. Me gustaria poder escribirte ya que como lo narras se me hace muy exitante En eso se sentó al lado suyo su amigo Martín. Travestis en Quilmes 2. Esa ceñida ropa oscura perfilaba mi silueta de tal manera que semejaba a la de una diva y contrastaba con mis labios que ella misma me pintó de un rojo sangre intenso. Allí, me pidió que por favor cumpliera su sueño de felarlo, porque no daba mas, había pasado muchas noches de insomnio pensando en tener sexo conmigo.

Uno me sostenía fuertemente todo el cabello en su mano para hacerme sentir sometida a sus designios y me presionaba para que me tragara profundamente su pene a lo cual yo accedía pasiva y sumisamente. O omarsm. Me untó las piernas con una crema suavizante y me hizo un peinado con el cabello recogido y algunas mechas sueltas. Para terminar Silvina me prestó unas sandalias blancas de tacón y alguna bijouterie. Obligada por las circunstancias, salí por primera vez a la calle vistiendo las ropas de mi novia, la sensación de caminar sobre tacones y la caricia del viento entre mis piernas depiladas era muy estimulante. Utiliza favores pasados en su contra. Imaginen a mi novia penetrada por un amigo y su novio vestido de chica presenciando la escena. Cuando saludé a Lionel, este igual que cuando nos conocimos, me miró de arriba abajo haciéndome sentir su flechazo. Me puse los grandes aros plateados que él me había regalado para el día de los enamorados y realmente lucía impactante.

Me untó las piernas con una crema suavizante y me hizo un peinado con el cabello recogido y algunas mechas sueltas. Acto seguido me desgarró el vestido, se bajo el pantalón, me puso en cuatro patas como si fuera un maniquí y empezó a penetrarme sin siquiera lubricarse con una violencia inusitada. Martín, me llevó a la cama, me ató las manos a los barrales, me amordazó y vendó los ojos, y así totalmente inmovilizada empezó a forzarme el ano haciendo presión para introducirme todo su puño, mientras me decía que me estaba castigando por haber seducido en la fiesta a otros hombres. Es que eran dos diosas, enfundadas en diminutos vestidos que le marcaban sus sinuosos cuerpos. Por otro lado, los hombres que la penetraban en mi presencia, lo hacían con el estimulo adicional de cumplir la fantasía de ponerle los cuernos a otro hombre. Después comenzó a cambiarme de a poco la historia diciéndome cosas como: ahora Martín también te va a penetra a vos como acaba de hacérmelo, ay como gozas muñequita, yo te voy a enseñar a follar como una señorita complaciente. Entonces nuestro amor y pasión renacieron, Silvio era quien siempre soñé que me hiciera sentir mujer. Silvina por su parte, estaba espléndida luciendo un minishort de lycra negro, un top rojo y sandalias negras. Raquel tenía el cabello un tanto despeinado y sus labios se habían despintado y el padre de Lionel

Feminizado por mi novia

Para ese entonces, mi relación con Martín había pasado del sadomasoquismo al aburrimiento y abandono, a tal extremo que quería separarme de él. Poco a poco me fui excitando y abriendo mas las piernas para que su mano llegara a mi sexo, disimulando para que Martín no se diera cuenta de lo que sucedía. Evidentemente Silvina y Lionel buscaban emociones fuertes. Me untó las piernas con una crema suavizante y me hizo un peinado con el cabello recogido y algunas mechas sueltas. Inicio Belleza Belleza. Me dijo que tenía una sorpresita para mi y que debíamos volver de inmediato a nuestra casa para que pudiera recibirla. Con el tiempo empecé a sentir envidia, pero no del hombre que atendía a Silvina, sino de ella, de que ella y no yo estuviera siendo penetrada. Un tímido busto había comenzado a asomarme naturalmente y ya casi me resultaba innecesario recurrir a rellenos para formar mi figura. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional. Es que yo creía que a ninguna madre le fascinaría ver a su hijito varón, transformado en una muchachita.

Recuerdo que en una oportunidad me obligó a usar un uniforme de empleada doméstica durante una semana, sometida a las órdenes de ella y un hermoso joven que se instaló en nuestra casa. Travestis en Argentina Martín me estaba sometiendo, yo era su esclava, y él tenía derecho por eso a tratarme como un objeto. Cuando llegamos a la fiesta los hombres se daban vuelta a mi paso y no me sacaban los ojos de encima. Una vez mientras se hacia follar, me pidió que me acercara para ver la copula con todo detalle y cuando su macho estaba por acabar, ella me aferró de los cabellos y me hizo recibir su leche en la cara. Al veme en el espejo, sonreí de felicidad. Imaginen a mi novia penetrada por un amigo y su novio vestido de chica presenciando la escena. Cuando tenía 17 años me puse de novio con una chica de catorce, llamada Silvina que era hermosísima.

So pretexto de que eso me reforzaría como mujer, me hacía limpiar la casa, prepararles la comida, tenderles la cama y hasta lavar y planchar sus ropas íntimas. Después comenzó a cambiarme de a poco la historia diciéndome cosas como: ahora Martín también te va a penetra a vos como acaba de hacérmelo, ay como gozas muñequita, yo te voy a enseñar a follar como una señorita complaciente. Por momentos tenía las cabezas de sus pollas al mismo tiempo en mi boca y eso era alucinante. Imagínense un poco la escena, yo me sentaba como si fuera una chica perversa a mirar a mi novia gozando y gimiendo entregada a un macho que la cogía con todas sus fuerzas. En la reunión de trabajo, nos esperaba un importante empresario de mediana edad con su joven hijo, que apenas me vio, quedó flechado. Yooooo yooooooooooooooooooooo , me encantaria saber mas, no por morbo sino porque estoy enamorada de un chico que quiere que lo feminice Travestis en Bernal 1. Es que eran dos diosas, enfundadas en diminutos vestidos que le marcaban sus sinuosos cuerpos. Allí como si yo fuera una muñeca, comenzaron a manipularme primero haciéndome arrodillar delante de los dos, poniendo sus pollas alternadamente en mi boca para que se las succionara para mi gozo y el de Silvi que nos contemplaba muy satisfecha.

Si, Lionel se había quitado el falo. El se quedó lívido, me rogaba que por favor siguiera, que se moría de excitación, pero no le hice caso. Fue entonces que comencé a sentir que la mano de Lionel me acariciaba la pierna por debajo del mantel. A mi me gusta vestirme de chica A mí me gustaría encontrar a una chica que le gustara feminizarme. Inclusive alguno de esos hombres me invitó a participar del encuentro, pero Silvina me lo prohibía aduciendo que yo debía limitarme a gozar pasivamente mirando como ella era follada. Ver a Silvina siendo poseída por otros hombres, me fue permitiendo despojarme cada vez mas de los celos de un hombre a quien le follan a su hembra y eso a su vez, me reafirmó como mujer. Travestis en Villa Tesei 1. Esa situación me había llevado al límite, debí controlarme para no correrme y ensuciar la ropa que llevaba puesta. Me tomó de la mano y me llevó a la habitación de sus padres, donde nos enredamos en un desenfrenado juego sexual. Travestis en San Antonio de Padua 1.

Feminizado por mi novia

La verdad es que eso, no solo no me puso celoso, sino que inclusive me provocó una erección que quedó contenida en mi muy ajustada bombachita. Al principio me negué, ya bastante que me había expuesto ante su amigo vestido de chica, como para que todo el mundo me viera así. Poco a poco Silvi nos fuimos dando cuenta de que algo extraño sucedía, yo había sustituido la penetración de mi polla por la de dedos y objetos que simulaban consoladores que era algo que ella también prefería y empecé a pedirle que se colocara sobre mí para frotar su vulva contra mi cola. Travestis en Hurlingham 1. Despues que termine la escuela me trajo a capital y me pago las operaciones, ahora soy una nena. Para terminar Silvina me prestó unas sandalias blancas de tacón y alguna bijouterie. Travestis en Argentina Travestis en Flores 3. Fue entonces que me percaté que ella también en el ínterin, se había vestido muy provocativa con un vestidito beige cortito y escotado. Te agradezco tu consejo y buscaré crear la situación oportuna para hablarlo con ella.

Era un placer ir viendo como se le ceñía el pantalón en la zona de la bragueta a medida que se le hacía mas fuerte la erección. Entonces me introduje todo su aparato en la boca y empecé a succionarlo, lo hacía entrar y salir despacito, para disfrutar su grueso volumen. Silvina con sus habilidades consiguió que me excitara mirando fotos de hombres, mientras me decía que ella sabía que eso me gustaba mucho y me concientizaba de que yo en realidad hubiera querido ser una mujercita. Con las orejitas y los rabitos blancos tipo conejita de Play Boy quedamos simpatiquísimas. Y así estuve cuando se hizo un implante peneano y también cuando se compró sus primeros blue jeans masculinos y se empachó de hormonas masculinas que le hicieron crecer vello en todo su cuerpo. Travestis en Ciudadela 4. De color rojo intenso y muy ajustado, largo con un profundo tajo que me dejaba a la vista una pierna entera. Me gusta. Raquel me felicitó, el negocio se había concretado exitosamente.

No lo podía creer, Lionel era ahora una mujer en todo sentido. Me levanté y fui al excusado a rectificar mi maquillaje labial que obviamente había quedado un desastre, con tan espectacular mamada. Me puse los grandes aros plateados que él me había regalado para el día de los enamorados y realmente lucía impactante. Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio. Es que sin duda iba a ser muy estimulante para ambas ser calentadas por el mismo macho. Nos sentamos los tres a la mesa a cenar y cuando Silvi dio la orden, ambas nos arrodillamos ante Martín como si fuéramos sus esclavas, le desabrochamos la bragueta y le comenzamos a mamar la polla alternadamente, mientras él seguía comiendo. Acto seguido me desgarró el vestido, se bajo el pantalón, me puso en cuatro patas como si fuera un maniquí y empezó a penetrarme sin siquiera lubricarse con una violencia inusitada. Fue allí que Lionel me aviso que iba a acabar, entonces de inmediato dejé de felarlo y le dije que quería dejarlo así bien cachondo, para que pudiera darle a Silvina la mejor noche de bodas que esta pudiera imaginar. Martín me estaba sometiendo, yo era su esclava, y él tenía derecho por eso a tratarme como un objeto.

Yo por mi parte, hacía mucho tiempo que tenía la polla virtualmente inutilizada a fuerza de hormonas y sexo pasivo, por lo que no tenía mucha fé de lograr una erección y se lo dije para no desilusionarla. A sugerencia de Silvi, me puse un catsuit negro con medias de nylon y tacos aguja haciendo juego. Cuantos hombres han soñado follarse a la hembra de otro varón, todos, pero los que atendían a Silvi, cumplían su sueño en presencia y con la anuencia de su propio novio. Le estaba haciendo el típico juego histérico de las mujeres, de calentarlo hasta dejarlo hirviendo para que cuando me tuviera, me atendiera en forma. Travestis en Pablo Nogués 1. Me levantó la falda y comenzó a masajearme la polla y en eso volvió Silvina y nos pidió que le diéramos el gusto de hacer el amor delante de ella. Al rato Ivana apareció con un deshabillé transparente que permitía ver su cuerpo espectacular, se me acercó y se arrodilló delante de mi para comenzar a masajearme mis piernas. Cuando salíamos juntos a la calle, disfrutaba ver como los hombres se derretían de deseos ante su estilo tan provocativo y cuerpo espectacular. Me tomó de la mano y me llevó a la habitación de sus padres, donde nos enredamos en un desenfrenado juego sexual.

Feminizado por mi novia

Le pregunté por su marido Lionel, o mejor dicho Ivana y me dijo que este le era infiel con cuanto hombre se cruzaba inclusive sabía que había tenido un affaire con mi futura ex pareja Martín. A mi me gusta vestirme de chica A mí me gustaría encontrar a una chica que le gustara feminizarme. Para ese entonces, mi relación con Martín había pasado del sadomasoquismo al aburrimiento y abandono, a tal extremo que quería separarme de él. No dejé oportunidad de lucir mi cuerpo enfundado en ese hermoso vestido, con el cual me sentía una princesa. Por su parte quien me cabalgaba, jalaba mi cabello como si se tratara de una rienda que tenía tirante, para obligarme a mantener la cabeza erguida y no perderme ni un detalle de la follada de Silvi. La situación era alucinante y mi excitación fue tal que me provocó una erección a pesar de las hormonas femeninas que había ingerido todos estos años. Me tomó de la mano y me llevó a la habitación de sus padres, donde nos enredamos en un desenfrenado juego sexual. En eso Silvi me dijo: llegó el momento de que demuestres que fuiste una buena alumna y aprendiste todo lo que te enseñé. Finalmente me bebí todo el semen que desbordó de la vulva de Silvi hasta dejarla bien sequita, eso fue realmente maravilloso. A su vez, su madre había colaborado con la experiencia de una bellísima mujer madura muy entrenada en las lides de la seducción femenina.

Apenas llegué a su casa, ella me impuso que hasta que volvieran sus padres tendríamos que convivir como dos chicas tiempo completo, porque la excitaba mucho verme asumir un rol de mujer. Me hizo sentir realmente toda una hembra. Inicio Belleza Belleza. Ella me aseguró que conviviendo con una mujer tiempo completo perfeccionaría mi transformación, porque tendría un referente full time para imitar. Era rubia con el pelo largo enrulado, la piel ligeramente bronceada y una figura espléndida. Travestis en Bella Vista 1. Como ella era muy hermosa, no le costaba nada conquistar al semental que se le antojaba. Travestis en San Cristóbal 1. Mi deseo era ser idéntica a Silvina, estaba obsesionado con ella, tal vez porque era un auténtico símbolo sexual que tenía la magia de excitar a un hombre con solo pasar a su lado.

Esa ceñida ropa oscura perfilaba mi silueta de tal manera que semejaba a la de una diva y contrastaba con mis labios que ella misma me pintó de un rojo sangre intenso. Los dos streepers viendo lo ardiente que era mi chica, la llevaron al centro del escenario y la hicieron participar de una seguidilla de poses eróticas en una suerte de trío imaginario. En el fondo sé que cumplí la fantasía mas prohibida de toda hembra, la de arrebatarle el novio a su mejor amiga. Le estaba haciendo el típico juego histérico de las mujeres, de calentarlo hasta dejarlo hirviendo para que cuando me tuviera, me atendiera en forma. También me aplicó uñas postizas y las pintó de rojo intenso al igual que lo hizo con las de mis pies. La verdad es que eso, no solo no me puso celoso, sino que inclusive me provocó una erección que quedó contenida en mi muy ajustada bombachita. Travestis en Pablo Nogués 1. Mientras me maquillaba parada frente al espejo, Martín que ya ardía de deseos me apoyaba su bulto en la cola y me pedía que le bajara su temperatura. En eso tocaron el timbre y me sobresalté. Fuimos como madre e hija a festejar a una cafetería y Silvina se nos juntó allí.

Para ese entonces hacia ya largo tiempo que yo no deseaba penetrarla sino que ella me lo hiciera a mí. Me gusta que me feminizen a mi tambien me gustaria conocer alguna chica que le guste feminizarme Me gusta. Construimos una pareja sólida y estable, ya no hay terceros entre nosotros y pronto seremos marido y mujer con todas las letras, para lo cual estoy yendo a la modista en este momento para avanzar en la confección de mi vestido de novia. Travestis en CABA La tenía tan grande y dura que el preservativo solo le cubría el tronco hasta la mitad. Martín se quedó desconcertado inclusive me confundió con Silvi y yo le seguí el juego. Me levantó la falda y comenzó a masajearme la polla y en eso volvió Silvina y nos pidió que le diéramos el gusto de hacer el amor delante de ella. Yo no podía resistirme, porque estaba descubriendo que en realidad me gustaba mucho usar sus prendas tan sexis y femeninas. Travestis en San Miguel 2.

Feminizado por mi novia

Quedamos dormidos, ahora por mi ser pasan muchas cosas, pienso en repetir esta experiencia, pienso estar con otra mujer, a veces deseo sentir esa sensacion de ver a tu mujer penetrada y acaraciada y besada por otro, estoy confundido. Me sodomizaba violentamente, yo me sentía como una suerte de muñeca manejada por él y la verdad, es que eso no me disgustaba. En la reunión de trabajo, nos esperaba un importante empresario de mediana edad con su joven hijo, que apenas me vio, quedó flechado. Almirón Profutura 2 Compartir. Silvi me rogaba que ahora fuera yo quien la ayudara a transformarse como lo hizo ella conmigo, pero a la inversa, ella quería convertirse en un hombre. Silvina por su parte, estaba espléndida luciendo un minishort de lycra negro, un top rojo y sandalias negras. Después le tomé su duro pene con la mano y empecé a masturbarlo lentamente para evitar que acabara. Ver a Silvina siendo poseída por otros hombres, me fue permitiendo despojarme cada vez mas de los celos de un hombre a quien le follan a su hembra y eso a su vez, me reafirmó como mujer. La idea era pasar por dos rameras que dejaríamos exhausto a nuestro cliente. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.

Lo unico que me pide es que cuando va a capital yo sea solo para el y sus amigos, obvio que si, y mas puta que nunca! Solo me parece que la ropa de chica es bonita y me gusta ponérmela. No lo podía creer, Lionel era ahora una mujer en todo sentido. Travestis en Boulogne 3. En la reunión de trabajo, nos esperaba un importante empresario de mediana edad con su joven hijo, que apenas me vio, quedó flechado. Luego de una amena charla y unos tragos que preparó Lionel que nos relajaron, nos sentamos a comer a la luz de las velas. En respuesta a littleslut. En el fondo sé que cumplí la fantasía mas prohibida de toda hembra, la de arrebatarle el novio a su mejor amiga. Me pidió que me desnudara, me dio ropa interior que de tan ajustada me disimulaba perfectamente la polla y pantys de lycra negra. Uno me sostenía fuertemente todo el cabello en su mano para hacerme sentir sometida a sus designios y me presionaba para que me tragara profundamente su pene a lo cual yo accedía pasiva y sumisamente.

Allí, me pidió que por favor cumpliera su sueño de felarlo, porque no daba mas, había pasado muchas noches de insomnio pensando en tener sexo conmigo. Como era de esperar ella solo reconoció a Silvina, pensando que esta la visitaba por cortesía acompañada de una amiga. Paz 1. A su vez, Silvina se masturbaba mientras me miraba gozando como señorita y así, llegamos al orgasmo juntos. Travestis en Zona Microcentro Luego me levantó la falda del delantal, me bajó la bombacha y me penetró haciéndome recostar el torso sobre la mesada. Ella me exigió caminar en puntas de pie mientras estuviera en su casa para acostumbrarme a usar luego zapatos de tacón. Como estaba muy llamativa con esas prendas tan escuetas, los hombres se daban vuelta al verme pasar, hasta me piropearon, lo que me ruborizó y me hizo muy bien.

Medio schockeado, obedecí sumisamente y me senté en el borde de la cama, siguiendo las instrucciones de Martín. Fantasías sexuales. Mientras yo lo masturbaba, él le decía a Silvi que viera como me estaba transformando en una señorita sumisa. En respuesta a littleslut. Mantenia una relacion con una travesti amiga ,a la que despues de un tiempo le dejaba hacerme lo que quisiera, penetrarme en todas las posiciones posibles y eyacular dentro de mi boca hasta tomarme la ultima gota de semen. En cuanto su madre salió a hacer una diligencia, Silvina se me arrimó y comenzó a acariciarme mi espalda, luego mi cola, para terminar deslizando sus manos por mis piernas. Martín se quedó desconcertado inclusive me confundió con Silvi y yo le seguí el juego. So pretexto de que eso me reforzaría como mujer, me hacía limpiar la casa, prepararles la comida, tenderles la cama y hasta lavar y planchar sus ropas íntimas. Silvina con sus habilidades consiguió que me excitara mirando fotos de hombres, mientras me decía que ella sabía que eso me gustaba mucho y me concientizaba de que yo en realidad hubiera querido ser una mujercita.

Feminizado por mi novia

Travestis en Ramos Mejía 5. Hijo, cuando eras una criatura debo confesarte alguna vez te vestí con las ropas de tu prima, y te llevé así de paseo como si fueras mi bebita, hasta que un día tu padre se enfureció y destrozó el vestido que llevabas puesto. Martín, me llevó a la cama, me ató las manos a los barrales, me amordazó y vendó los ojos, y así totalmente inmovilizada empezó a forzarme el ano haciendo presión para introducirme todo su puño, mientras me decía que me estaba castigando por haber seducido en la fiesta a otros hombres. The macho image by jura from Fotolia. Para esa salida nos vestimos sumamente sexis. Travestis en Liniers 5. Participé estimulando a los dos, le lamía la parte de la lubricada polla de Martín que salía de la vulva de Silvi, la besaba a ella, los abrazaba y les decía cuanto los quería. Al sentarme en nuestra mesa Martín, me interpeló muy enojado acerca de donde había estado tanto tiempo y le dije que gracias a esa demora, esa noche lo haría gozar como nunca en la vida al mismo tiempo que por debajo de la mesa le acariciaba la entrepierna. Era fabuloso estar felando la misma polla con la que mi ex novia Silvina había sustituido la mía, y experimentar así lo que esta sentía con ella. Sobre el autor.

Travestis en Bella Vista 1. Despues que termine la escuela me trajo a capital y me pago las operaciones, ahora soy una nena. Evidentemente Silvina y Lionel buscaban emociones fuertes. Luego, me llamaron para retirar los trastos y mientras ella se sentó en su falda para besarlo de manera muy apasionada como si yo no estuviera. Les cuento que después de esa primera maravillosa experiencia de haberme vestido con sus ropas, a sugerencia de Silvina y bajo el pretexto de que estaba de moda, me había dejado crecer el cabello por debajo de los hombros y me sometí a una dieta estricta, por la cual estaba muy esbelto. Travestis en Quilmes 2. Convertido en una damita, hicimos que Martín lo penetrara, lo cual éste hizo con gusto. Para ese entonces, mi relación con Martín había pasado del sadomasoquismo al aburrimiento y abandono, a tal extremo que quería separarme de él. Al rato Ivana apareció con un deshabillé transparente que permitía ver su cuerpo espectacular, se me acercó y se arrodilló delante de mi para comenzar a masajearme mis piernas.

Travestis en Paso del Rey 4. A su vez, su madre había colaborado con la experiencia de una bellísima mujer madura muy entrenada en las lides de la seducción femenina. Era un placer ir viendo como se le ceñía el pantalón en la zona de la bragueta a medida que se le hacía mas fuerte la erección. Travestis en Ramos Mejía 5. Ella me dijo que estaba segura de conseguirlo que la esperara allí que se iría a cambiar para estar mas sexi. Así tuve mi primer orgasmo penetrada por un hombre y Silvi acabó viendo a su novio actuando de señorita para el mismo hombre que la hacia gozar a ella. Me gustaria poder escribirte ya que como lo narras se me hace muy exitante Silvina con sus habilidades consiguió que me excitara mirando fotos de hombres, mientras me decía que ella sabía que eso me gustaba mucho y me concientizaba de que yo en realidad hubiera querido ser una mujercita. La verdad es que mientras lo hacía, me gustaba imaginarme que las suyas, eran mis propias piernas.

Travestis en San Martín 1. Ver a Silvina siendo poseída por otros hombres, me fue permitiendo despojarme cada vez mas de los celos de un hombre a quien le follan a su hembra y eso a su vez, me reafirmó como mujer. Travestis en Buenos Aires Travestis en Villa Luro 1. No dejes favores "pendientes". Lionel estaba fuera de sí y yo realmente gozaba como loca. Quiero ser feminizado por mi novia y tener relaciones sexuales yo vestido con sexy lencería femenina. Pensar las veces que me había imaginado siendo yo y no ella la vestida con ese conjuntito. Entonces me dijo que ella haría que yo diera con el tipo de asistente que necesitaba. Creo que Lionel nunca se dio cuenta de que yo no era una chica ciento por ciento.

Feminizado por mi novia

Yo estaba que me derretía de excitación, pero devolviéndole con la misma moneda con la que me había pagado un rato antes, me contuve y volví a la mesa, para encontrarme con la sorpresa de que Silvina arrodillada delante de Martín, lo estaba felando. Imaginen a mi novia penetrada por un amigo y su novio vestido de chica presenciando la escena. Ciertamente reconozco que en el fondo me moría de envidia cuando Silvi usaba esa ropa y evidentemente ella lo había notado. Travestis en Paso del Rey 4. Mi felado me pidió que le pusiera el otro condón que yo había reservado y supuse que era para sustituir al que me estaba penetrando. Con mucho gusto volvería a participar en una cama redonda con ella, ardo de deseos de ver como la sirve su futuro marido y al mismo tiempo fantaseo con ser atendida por él. Me sodomizaba violentamente, yo me sentía como una suerte de muñeca manejada por él y la verdad, es que eso no me disgustaba. Mi novia había ido sacando a la luz mi reprimida faceta mujeril, hasta transformarme en una par suya. Lee y aprende a domar al macho que hay en tu hombre.

La verdad es que eso, no solo no me puso celoso, sino que inclusive me provocó una erección que quedó contenida en mi muy ajustada bombachita. Yooooo yooooooooooooooooooooo , me encantaria saber mas, no por morbo sino porque estoy enamorada de un chico que quiere que lo feminice Al principio me negué, ya bastante que me había expuesto ante su amigo vestido de chica, como para que todo el mundo me viera así. Me tomó de la mano y me llevó a la habitación de sus padres, donde nos enredamos en un desenfrenado juego sexual. Luego nos ocupamos de satisfacer a Silvina, fue mi turno de hacerle entrar el pene de Martín en su vulva. Como obsequio, ella sugirió que le ofreciéramos una noche de sexo desenfrenado. Enfundada en ese vestido, calzada con tacones altos plateados y el cabello color rojo caoba ondulado por la cintura, parecía una de esas divas de Hollywood. Estaba descubriendo algo totalmente nuevo para mí, acariciar un falo, sentir su calor, su contextura, me provocaba un enorme deseo.

Convertido en una damita, hicimos que Martín lo penetrara, lo cual éste hizo con gusto. Es que yo creía que a ninguna madre le fascinaría ver a su hijito varón, transformado en una muchachita. Con las orejitas y los rabitos blancos tipo conejita de Play Boy quedamos simpatiquísimas. Al verme comenzó a llorar como una magdalena y entre sollozos, me dijo que no podía seguir viviendo una mentira. Travestis en Berazategui 1. Porque era hermoso poder desprenderme de todo prejuicio disfrutando verla gozar con los mismos hombres que yo misma estaba deseando que me poseyeran. Travestis en Liniers 5. Travestis en Belgrano 4. Poco a poco me fui excitando y abriendo mas las piernas para que su mano llegara a mi sexo, disimulando para que Martín no se diera cuenta de lo que sucedía. Cuando estoy sólo en casa me gusta ponerme lencería femenina que he ido comprando, me pone muy horny y me gustaría compartir esta faceta de mi sexualidad con mi novia, aunque ella es hasta cierto punto de mente abierta, no se como lo tomaría, me da miedo que me termine y le provoque repulsión.

Martín, me llevó a la cama, me ató las manos a los barrales, me amordazó y vendó los ojos, y así totalmente inmovilizada empezó a forzarme el ano haciendo presión para introducirme todo su puño, mientras me decía que me estaba castigando por haber seducido en la fiesta a otros hombres. Poco a poco me fui excitando y abriendo mas las piernas para que su mano llegara a mi sexo, disimulando para que Martín no se diera cuenta de lo que sucedía. Imaginen a mi novia penetrada por un amigo y su novio vestido de chica presenciando la escena. Luego Silvina y yo llevamos a Lionel a su habitación, y entre las dos lo vestimos de mujer con un conjunto de ropa interior y ligas negras de ella. Travestis en CABA Acabé en su boca, mientras Silvina lo acariciaba y le decía cosas como: muy bien bebota, a ti también te haré una niñita. Luego me hizo vestir un conjuntito de minifalda y chaleco negro muy ceñidos y una camisa blanca de Silvina, que eran justo de mi talle. La tenía tan grande y dura que el preservativo solo le cubría el tronco hasta la mitad.

Feminizado por mi novia

Ultimas conversaciones. Silvina con sus habilidades consiguió que me excitara mirando fotos de hombres, mientras me decía que ella sabía que eso me gustaba mucho y me concientizaba de que yo en realidad hubiera querido ser una mujercita. Me pidió que me desnudara, me dio ropa interior que de tan ajustada me disimulaba perfectamente la polla y pantys de lycra negra. Martín me aferró de la cintura, corrió mi ropa interior y empezó a penetrarme el ano, mientras Lionel, se había situado delante de mi y me felaba. Con tiempo y perseverancia incluso el hombre increíble puede convertirse en un gatito inofensivo. Le dije que se la mamaria con la condición de que me avisara justo antes de acabar porque le tenía una sorpresa. Me sodomizaba violentamente, yo me sentía como una suerte de muñeca manejada por él y la verdad, es que eso no me disgustaba. El se quedó lívido, me rogaba que por favor siguiera, que se moría de excitación, pero no le hice caso. Quería poder tenerlas a todas entre mis manos, masturbarlas, succionarlas y de alguna manera sentir el mismo placer que Silvi.

Una vez mientras se hacia follar, me pidió que me acercara para ver la copula con todo detalle y cuando su macho estaba por acabar, ella me aferró de los cabellos y me hizo recibir su leche en la cara. Travestis en San Cristóbal 1. Por su parte quien me cabalgaba, jalaba mi cabello como si se tratara de una rienda que tenía tirante, para obligarme a mantener la cabeza erguida y no perderme ni un detalle de la follada de Silvi. Quería poder tenerlas a todas entre mis manos, masturbarlas, succionarlas y de alguna manera sentir el mismo placer que Silvi. Luego le acomodamos el pantalón a Martín y seguimos cenando como si nada hubiera sucedido. Imagínense un poco la escena, yo me sentaba como si fuera una chica perversa a mirar a mi novia gozando y gimiendo entregada a un macho que la cogía con todas sus fuerzas. Uno me sostenía fuertemente todo el cabello en su mano para hacerme sentir sometida a sus designios y me presionaba para que me tragara profundamente su pene a lo cual yo accedía pasiva y sumisamente. Sobre el autor.

Travestis en Argentina Travestis en Villa Lugano 1. Un tímido busto había comenzado a asomarme naturalmente y ya casi me resultaba innecesario recurrir a rellenos para formar mi figura. A decir verdad eso era algo cierto, porque me proyectaba en ella como si fuera yo mismo esa diosa que todos ansiaban desesperadamente poseer. Lionel estaba fuera de sí y yo realmente gozaba como loca. Después comenzó a cambiarme de a poco la historia diciéndome cosas como: ahora Martín también te va a penetra a vos como acaba de hacérmelo, ay como gozas muñequita, yo te voy a enseñar a follar como una señorita complaciente. Mi novia había ido sacando a la luz mi reprimida faceta mujeril, hasta transformarme en una par suya. Fue entonces que comencé a sentir que la mano de Lionel me acariciaba la pierna por debajo del mantel.

Ser masturbado vistiendo una pollerita de mi novia, asumiendo el rol de mujer y viendo mis piernas como si estuvieran depiladas por estar enfundadas en sus medias de nylon, me provocó una incontrolable fogosidad. Ella dijo al concluir su obra: miren en que hermosa nenita se convirtió el novio de mi hija. La idea era pasar por dos rameras que dejaríamos exhausto a nuestro cliente. Enfundada en ese vestido, calzada con tacones altos plateados y el cabello color rojo caoba ondulado por la cintura, parecía una de esas divas de Hollywood. A su vez, su madre había colaborado con la experiencia de una bellísima mujer madura muy entrenada en las lides de la seducción femenina. Travestis en Villa Lugano 1. Mientras me maquillaba parada frente al espejo, Martín que ya ardía de deseos me apoyaba su bulto en la cola y me pedía que le bajara su temperatura. Travestis en Villa Crespo 3. Inicio Belleza Belleza. Travestis en Lomas de Zamora 3.

Feminizado por mi novia

Travestis en Balvanera 5. De haber sido un varón, me había convertido en una damita obediente y bien pasiva, que ahora gozaba siendo dominada por quien me había puesto los cuernos con mi novia. Travestis en Ramos Mejía 5. Participé estimulando a los dos, le lamía la parte de la lubricada polla de Martín que salía de la vulva de Silvi, la besaba a ella, los abrazaba y les decía cuanto los quería. Martín, me llevó a la cama, me ató las manos a los barrales, me amordazó y vendó los ojos, y así totalmente inmovilizada empezó a forzarme el ano haciendo presión para introducirme todo su puño, mientras me decía que me estaba castigando por haber seducido en la fiesta a otros hombres. Travestis en Caballito 5. Nos sentamos los tres a la mesa a cenar y cuando Silvi dio la orden, ambas nos arrodillamos ante Martín como si fuéramos sus esclavas, le desabrochamos la bragueta y le comenzamos a mamar la polla alternadamente, mientras él seguía comiendo. Pero la verdad es que allí me di cuenta de que yo me estaba enamorando de Martín y me empezaba a molestar tenerlo que compartir con Silvi. Fantasías sexuales Ver también.

Mantener la conversación como si nada ocurriera mientras me estimulaba Lionel, era muy difícil. Luego me hizo vestir un conjuntito de minifalda y chaleco negro muy ceñidos y una camisa blanca de Silvina, que eran justo de mi talle. Travestis en Belgrano 4. Aullaba de dolor y placer y Martín disfrutaba con ello, gozaba haciéndome sufrir. Allí como si yo fuera una muñeca, comenzaron a manipularme primero haciéndome arrodillar delante de los dos, poniendo sus pollas alternadamente en mi boca para que se las succionara para mi gozo y el de Silvi que nos contemplaba muy satisfecha. Travestis en Argentina Mi estupor fue mayor cuando Silvi me la presentó. En respuesta a lwbismarck.

Allí, me pidió que por favor cumpliera su sueño de felarlo, porque no daba mas, había pasado muchas noches de insomnio pensando en tener sexo conmigo. Medio schockeado, obedecí sumisamente y me senté en el borde de la cama, siguiendo las instrucciones de Martín. Evidentemente Silvina y Lionel buscaban emociones fuertes. Por momentos las dos se lo lamíamos al mismo tiempo y nuestras lenguas se encontraban sobre su poderoso aparato que estaba duro como una piedra. Cuando salíamos juntos a la calle, disfrutaba ver como los hombres se derretían de deseos ante su estilo tan provocativo y cuerpo espectacular. Hasta entonces nunca había tenido dentro de mi, mas que un dedo de Silvi, así que debo reconocer que al principio, sentí un dolor indescriptible, pero al rato, ese constante bombeo, esa dulce humillación de ser sometida por el mismo hombre que hacia instantes follaba a mi novia delante de mi, me volvió loco y comencé a gemir aflautando la voz, tal y como lo hacía Silvina, quien mientras nos veía, se acariciaba la vulva. Para bajar un poco los decibeles de su procaz vestimenta, la combinó con unas ojotas blancas, porque decía que si encima se ponía tacos la tomarían por una prostituta. Martín me aferró de la cintura, corrió mi ropa interior y empezó a penetrarme el ano, mientras Lionel, se había situado delante de mi y me felaba. Luego, me llamaron para retirar los trastos y mientras ella se sentó en su falda para besarlo de manera muy apasionada como si yo no estuviera.

Travestis en Zona Microcentro Allí, me pidió que por favor cumpliera su sueño de felarlo, porque no daba mas, había pasado muchas noches de insomnio pensando en tener sexo conmigo. Nunca, hasta entonces me había sentido tan mujer, ni tampoco había tenido tantas ganas de tener sexo con diversos hombres, como ahora que me sentía muy orgullosa porque podría ser penetrada por cualquier polla, tuviera el tamaño que tuviera. Ella entonces me besó en la frente y me dijo dijo: lo has hecho muy bien mi amor, estoy segura que podré cumplir tu sueño de convertirte en una auténtica chica. Travestis en Balvanera 5. Entonces me dijo que ella haría que yo diera con el tipo de asistente que necesitaba. Por su parte quien me cabalgaba, jalaba mi cabello como si se tratara de una rienda que tenía tirante, para obligarme a mantener la cabeza erguida y no perderme ni un detalle de la follada de Silvi. Evidentemente Silvina era una lesbiana reprimida que transformaba a sus parejas en mujeres, a las que luego gozaba entregando a otros hombres.

Pajasos femeninos Author - Kelly A.

Travestis en Hurlingham 1. Martín, me llevó a la cama, me ató las manos a los barrales, me amordazó y vendó los ojos, y así totalmente inmovilizada empezó a forzarme el ano haciendo presión para introducirme todo su puño, mientras me decía que me estaba castigando por haber seducido en la fiesta a otros hombres. Travestis en Caseros 1. Mas de uno cree que todo se limita a vestir faldas cortas, pero hay mucho mas. Quisiera comentarios del relato y consejos. Después me hizo probar ropa interior muy cavada y un baby doll de color blanco. Ver también. Esto me permitió saber cuanto había estado gozando Silvi con este semental.

834 Comments

KaziranReply

Nackt strand tumblr

Brownii T.Reply

Darkman game

Debbie D.Reply

Be on dinner date

JoJogisReply

Wie gehen manner mit trennung um

TobarReply

French telecommunications company

ShakataurReply

Ultrasexyheroines

Anri O.Reply

Zeig mir titten

Jade N.Reply

Free cartoon rape

Tequila W.Reply

Interracial lesbian hentai

Suzy A.Reply

Frauen fesseln manner

Harvey J.Reply

Kiefer vinzenz

BrajoraReply

Sexy young pregnant

Allura J.Reply

Nackte muschi von hinten

Kalani B.Reply

Mann frau pferd geil

Liona L.Reply

Billige longchamp taschen

SteffiReply

Kinky porn tumblr

GromReply

Ficktreffen nrw

Emily B.Reply

Porm gallery

Monroe V.Reply

Spruche von prominenten

Marie C.Reply

Nacktbilder frauen enge

Larin L.Reply

Paige taylor xxx

Hazel C.Reply

Grinder selber bauen

BarbamiskaReply

Amateur pegging pics

Sakura K.Reply

Tranny free porn tube

Sonia R.Reply

Wie viele tage schwanger

Stephanie W.Reply

Weiterbildung nach kauffrau fur burokommunikation

Pauline C.Reply

Ponos fur frauen

AdicktionReply

Lafer wiener schnitzel

Cynthia F.Reply

Ausgenutzt zum ficken

Kelly H.Reply

Samantha karups ow

VoodoohnReply

Helene fischer merchandise

Natasha V.Reply

Best porn galery

Sabina R.Reply

Hentai game walkthrough

Regina H.Reply

Grandpa fuck boy

NashitaReply

Crazy kate

Brandy J.Reply

Melissa xoxo nude

Leave A Message